Buscar este blog

Páginas vistas en total

Translate

viernes, 25 de noviembre de 2011

La Plaza de la Cebada de Madrid.







Plaza de la Cebada. Vemos el hospital de la latina marcado con el número LX. El descampado de la Plaza corresponde al Mercado. A la izquierda del descampado situamos el humilladero de San Francisco, luego de Nuestra Señora de Gracia y luego, iglesia.






La Plaza de la Cebada con la iglesia de San Millán. A la izquierda el hospital de La Latina en su esquina con la calle Toledo.






Antes y ahora. Hospital de La Latina y teatro de La latina. En la cera de enfrente el mercado de la Cebada y el ya derruido polideportivo.


La Plaza de la Cebada y  la Plaza Mayor surgen en el siglo XV en los extramuros de la Puerta de Moros de la muralla de Madrid.


En la Plaza de la Cebada estaba uno de los mercados madrileños para la venta de cereales, legumbres y tocino. 


Su nombre se debe a que aquí se separaba la cebada destinada a los caballos del rey de la de los regimientos de caballería. 


El grano lo traían a vender a esta Plaza los labradores de los alrededores de Madrid. 


En el siglo XVII se instalan las ferias de Madrid y en el siglo XIX pasaron a celebrarse las ejecuciones, en 1824 fue ahorcado el general Riego y en 1837 recibe garrote vil el bandolero Luis Candelas. 



Luis Candelas Cajigal nace en Madrid en 1804 y fue también en la Villa ejecutado el  6 de noviembre de 1837. Nacido  fue un bandolero español nacido en el barrio de Lavapiés. Acusado de más de 40 robos constatados, fue juzgado el 2 de noviembre, siendo condenado a morir por garrote vil.

Ramón Mesonero Romanos  en su libro El antiguo Madrid. Paseos histórico-anecdóticos por las calles y casas de esta villa de 1860, no cuenta de esta plaza:

La plazuela de la Cebada, formada en los principios del siglo XVI en tierras pertenecientes a la encomienda de Moratalaz, de la orden de Calatrava, según se ve por escritura otorgada en 1536 por Rodrigo de Coalla, del consejo de Hacienda y del de Castilla (por quien aparece firmado el perdón que el Emperador dio a los comuneros) y por su mujer, que compraron un quiñón de tierras en dicho sitio, es un descampado irregular, más bien que una plaza pública, y desde su principio estuvo dedicada al comercio de granos, de tocino y de legumbres. En el siglo pasado fue también muy famosa por celebrarse en ella las famosas Ferias de Madrid, y el paseo y bullicio consiguiente, de que aún hemos podido ser testigos en algunos años del presente, en que se han continuado en ella; pero a fines del siglo último adquirió esta plazuela más funesta celebridad por haberse trasladado a la misma las ejecuciones de las sentencias de muerte en horca o garrote; a cuyo efecto se levantaba la víspera en el centro de ella el funesto patíbulo, y las campanas de las próximas iglesias de San Millán y Nuestra Señora de Gracia eran las encargadas de transmitir con su lúgubre clamor a toda la población de Madrid el instante supremo de los reos desdichados. Muchos grandes criminales expiaron en aquel sitio una serie de delitos comunes, y cuando, en este siglo, principalmente, se inventó la nueva clasificación de delitos políticos, muchas víctimas del encono de los partidos o de la venganza del poder regaron con su sangre aquel funesto recinto; 1822, 1823 y 1830 son fechas muy marcadas en aquella plazuela.


En esta Plaza se situaba el mercado de la Cebada. La venta se realizaba al aire libre en cajones al por mayor. 
Los labradores de las afueras traían su grano entrando por la Puerta de Toledo. 

En la cerca de Madrid ampliada por Felipe II en 1566 existía ya una puerta de acceso denominada de San Francisco por su cercanía al convento de Franciscanos; San Francisco el Grande, ahora. Luego se llama de La Latina por estar ubicada junto al hospital de la Latina fundado a comienzos del siglo XVI.  En 1625, al construirse la cerca de Felipe IV, se levantó una segunda puerta en la calle de Toledo. Se encontraba situada un poco mas al sur  en la confluencia de las calles de Toledo con las de La Sierpe, Santa Ana y Calatrava, cerca de la Casas-Matadero. Por ella entraban las reses dedicadas al sacrificio y destinadas finalmente al abasto de carne ubicado en el cerro de El Rastro. En los aledaños de la Puerta se instalaron industrias de curtido de pieles y marroquinería. Aparece representada en el plano de Texeira junto a dos fuentes.



Las casas matadero en el Cerrillo del Rastro. El reguero de la sangre de los animales sacrificados que descendía desde el alto del cerro del Rastro da lugar descendía por la pendiente, actual calle Ribera de Curtidores donde se celebra el mercadillo de El Rastro, los domingos por la mañana.

En 1837 con la desamortización de Mendizabal y su renovación urbanística el caserio circundante a la Plaza de la Cebada fue reformado hasta que en 1875 se inaguró un mercado de hierro.

Ni el mercado propiedad del ayuntamiento de la Cebada ni el de los Mostenses reunía las condiciones necesarias para la conservación de los géneros. Las carnes sobrantes se sacaban por las noches a sitios frescos para evitar su putrefacción. 


Junto al mercado estaba la iglesia de Nuestra Señora de Gracia o de la Vera Cruz. Fue derribada en 1903 y con su solar en el comienzo de los años cincuenta fue ampliado el mercado. Este nuevo proyecto produjo el derribo del antiguo edificio de hierro siendo sustituido por uno de hormigón.


El Humilladero de Nuestra Señora de Gracia también llamado de San Francisco. Fue fundado por la cofradía de la Santa Vera Cruz hacia 1500, a la salida de la Puerta de Moros, en el camino que llevaba al monasterio de San Francisco. Sobre el humilladero se levanta la Iglesia. Hacia 1540 se labró una imagen de la Virgen que se denominó Santa María de Gracia siendo colocada en el altar mayor de donde tomó nombre la iglesia. A finales del siglo XVII el templo fue reedificado. Fue derribada en 1903. Estaba junto al mercado de la Plaza en su esquina con la Carrera de San Francisco y su solar .



Plano de Mancelli. 1620

Podemos encontrar que en esta Plaza estaba el cementerio arabe de Huesa del Raf; cercano a la Puerta de Moros que daba acceso al  barrio de la morería. Se sitúa en cementerio musulmana en las inmediaciones de la Plaza de Isabel II. También que en la Plaza de la Cebada estaba el Almud de piedra donde los labriegos depositaban la limosna para Nuestra Señora de la Almudena.
Dice Leon Pinelo que en Junio de 1622, con motivo de las fiestas de Madrid por la canonizacion de San Isidro, “en la plaza de la Cebada se planto un jardín o huerta de 200 pies de largo y 20 menos de ancho…”

La iglesia de San Millán fue demolida en 1869.


En 1870 empezó la construcción del Mercado de la Plaza de la Cebada, entonces llamada de Riego. Bajo la dirección del arquitecto Mariano Calvo Pereira, siguiendo el modelo del de Les Halles en París. Construido con modernas estructuras de hierro y cristal. Era un edificio de planta irregular, de dos pisos y una superficie de 6.323 metros cuadrados. Fue inaugurado por el Rey Alfonso XII el 11 de junio de 1875.



En 1956, el entonces Concejal de Urbanismo, Juaquin Campos Pareja, decidio derribar el mercado modernista de hierro por problemas de seguridad.


El nuevo mercado fue inaugurado en 1962. Junto a él en 1968 se construyo el ya derribado en parte desde 2008 polideportivo de La Latina.

Plaza de la Cebada. Frente a frente lo que fue el Hospital de la Latina, a la derecha, y el mercado y el polideportivo, a la izquierda.


En 2003 el Ayuntamiento de Madrid comenzó a pensar en un proyecto de remodelación urbanística central de la Plaza de la Cebada, que incluía el Mercado de la Cebada. Se convoco un concurso de ideas resuelto en 2007. El proyecto ganador propuso la demolición del actual mercado y la construcción de uno nuevo en el espacio que ocupaba el polideportivo. A su vez, la plaza seria profundamente transformada para convertirse en un espacio peatonal. La remodelación del mercado incluía dos plantas de mercado mas una superior para uso terciario, ademas de la construcción de cuatro plantas mas bajo nivel que ampliaría el actual parking. Sin embargo las obras se han ido retrasando. 
El  Jueves 25 del 11 de 2011 la junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy una modificación urbanística para desbloquear la remodelación del mercado de la Cebada que lleva paralizada cuatro años paralizado. Se levantará una zona comercial, un nuevo polideportivo y un aparcamiento.









No hay comentarios:

Publicar un comentario